sábado, marzo 03, 2012

.:The Braid:.




La vida es una trenza.

Cada hilo que la conforma, es solo una persona que se teje alrededkr de ella. Estos hilos se tejen y se destejen, a medida que ellos entran y salen de mi vida.

Cuando uno de estos no se desteja de la mía, por más que yo lo intente, esto significa que es un único hilo; dos vida atadas por el mismo pedazo de valioso hilo rojo.

Cuando esto ocurra, no podré volver a tejer mi vida propiamente puesto que no puedo hacer una trenza con ese único hilo interfiriendo mi tejido.

Entonces, cegado por esto, cortaré los demás hilos pensando que sólo de esa magnífica conexión puedo vivir.

¿Puedes decirme ahora por qué los enamorados son estúpidos?

Están fascinados con la belleza de su bonito hilo rojo, no alcanzan a comprender que necesitan más hilos para seguir tejiendo y comprobar…

…comprobar sí ese hilo rojo es el único y el verdadero.

¿Cómo pueden saber sí lo es si no pueden llegar al final de ese hilo al no terminar su trenza?

Debes de tener cuidado, no todos los hilos son rojos. No todos los hilos son duraderos. No todos los hilos son iguales. No todos los hilos se rompen.

Puede que luzcan así pero seguramente no lo son, puesto que no todos poseen el tesoro inigualable al final de ellos.

Sigue mi consejo, te lo cuento de corazón.

Mi hilo rojo era tan hermoso como un sueño y tan irreal como él.

Pero se rompió.

Lo que no contemplé, desgraciadamente, es que se me enredó tanto alrededor del corazón que, cuando se rompió, lo destrozó por completo y ya no late más. No puedo buscar ese tesoro ahora, como tampoco volver a amar.

Simplemente sigo soñando con un pedazo de hilo en la mano con el día en que le conocí.

Para evitar desesperadamente que lo haga.



Photobucket
~Próximamente~

No hay comentarios:

Publicar un comentario